miércoles, 2 de septiembre de 2015

Al límite

Esta 333.3 se esfuerza hasta con el último de sus CV y kW en cargar con un tren hasta los topes de cereal, en concreto el que conecta Tarragona - Clasificación con Els Monjos, en una lluviosa mañana de septiembre.

El rugir de su motor General Motors y el soplado de sus areneros intentando no perder más agarre provocaban una mezcla de sensaciones; la de gran control con su peso y potencia, y la de indefensión, por su pesada carga y condiciones climáticas adversas.