lunes, 29 de febrero de 2016

Y besó el suelo... ¡Más bien lo rascó!

Y sí, sí que lo rascó...


Y es que la mañana de un día extra como es el 29 de febrero, parece que éste Citadis no quería trabajarlo y en el "Triángulo de las Bermudas" cercano a la parada de Montesa parece ser que el último bogie de la composición no quiso seguir a sus dos hermanos y se fue hacia Cornellá, dirección hacia la cochera.

Después de 3 horas, ya encarrilado, el Mercedes Unimog de la empresa se encargó de remolcarlo hasta la cochera donde se procederá a su revisión y reparación.

Éste capricho del destino provocó retrasos toda la mañana de éste día "extra" y la suspensión del servicio por tramos, sobretodo en la línea T3.



sábado, 27 de febrero de 2016

La pareja ferroviaria clásica y una pequeña gran máquina

Pareja.

Con éste término del argot ferroviario se conocía al Maquinista y Fogonero, normalmente siempre a cargo de una máquina, su máquina, de la que vivían y por la que vivían.


El caso que nos ocupa es menos oportuno, pero no por ello menos importante; aquí tenemos a dos conocidos miembros de la AZAFT encargándose de, por un día, dar vida a esta pequeña, la Cuco ex- MZA 602. Una pequeña 0-2-0 de maniobras que luce como el primer día, ¡como debe ser!


Gracias por hacer esto posible ARMF y AZAFT, dos grandes asociaciones con una bella vocación y mejores resultados, ¡os agradezco este día tan especial y vuestros grandes aportes a la memoria histórica!



¿Con cuál de las tres fotos os quedáis?

viernes, 26 de febrero de 2016

Hasta siempre 73...

El último laborable antes de que entrara la Fase 2016 de la Nova Xarxa de Bus nos acercamos a hacer algunas fotos a la línea 73, que entre otras desaparecen dejando paso a las nuevas. El progreso por el progreso.

40 años de historia y ni una despedida.


Pinta amenazante

Aquí os dejo un Iveco Chatarraclass con carrocería Noge Cittour de la empresa TUSGSAL, a su paso por la Pl, Karl Marx una fría tarde de invierno.


domingo, 7 de febrero de 2016

Observación mutua

Llevábamos tiempo con ganas de subir a Montserrat y al final nos decidimos hasta a pasar la noche en el Monasterio. Es maravillosa la paz que se respira mezclado con la espectacularidad del lugar.

Después de subir con el funicular de San Juan vimos un alegre pajarillo que nos seguía de cerca dondequiera que fuésemos. Así que lo inmortalice como veis aquí abajo.