sábado, 9 de abril de 2016

El ocaso de los Camellos catalanes

La línea Lleida-La Pobla, siempre ha sido una línea secundaria con una curiosa historia, pero de una belleza difícilmente superable en estos lares.

En 2005 la línea fue traspasada a Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, y en 2016 se incorporaron los nuevos trenes Stadler, ya propiedad de dicha empresa.

Entre los años 2005 y 2016, después de hacer mejoras considerables en el trazado, estaciones y apeaderos, los trenes que circulaban en servicio comercial seguían siendo propiedad de Renfe Operadora y operados con personal de la misma empresa, fueron 11 años de una curiosa amalgama.

En esta instantánea podéis ver en sus últimos meses de funcionamiento uno de los Camellos S/592 prestando servicio en una vía poco habitual de la estación de Pobla de Segur, en este caso, por que la  vía principal estaba ocupada por el magnífico tren túristico Tren dels Llacs.